Ramiro Argañaraz

1 comentario:

Anónimo dijo...

Patética imagen de nuestra niñez sin futuro.- Felicitaciones Ramiro- Seguí adelante.- Christian