Me pongo de pie y aplaudo.
De todas las obras que Claudio y su grupo presentaban yo destaco por sobre todas las cosas, el profesionalismo. Los detalles del vestuario, el maquillaje y la caracterización de los personajes era lo que mas me gustaba observar. La actuación individual de su elenco coronaba el éxito. Mi hermano, que conoce mas del tema, siempre me habló de los guiones para representar elegidos por el grupo: "La Casa de Bernarda Alba", "Tartufo" de Moliere, "Madame Butterfly" todos complejos, entretenidos, jugados, un desafío para llevar a las tablas. Y también la pre-producción de su puesta en escena me sorprendía. Me comprometía, por que fuí convocado en los últimos trabajos de Egocentric US para la realización de las imágenes que fueron usadas en los afiches y programas de sus obras. Con ideas que el grupo me transmitía de forma clara y estudiada, mi trabajo como fotógrafo y, a veces, como diseñador se facilitaba por la respuesta positiva y dispuesta de su elenco quienes desfilaban delante del lente. Entonces, destacando su actitud profesional abajo y arriba del escenario, antes, durante y después de sus obras doy por descontada la escuela que CLAUDIO SOTO dejó en el ambiente del Teatro de Catamarca. Y espero que sea un espejo en el ambiente artístico en general. La realidad nos pegó fuerte arrebatándonos a este talentoso director de teatro. A este amigo con tanto bueno para destacar. Habiendo tanto bueno para destacar, lo hago; yo no quiero vender mas diarios con esto.
Un aplauso para mi amigo el artista.
Ramiro Argañaraz.

2 comentarios:

elo... dijo...

Ups! no sabía que lo admirabas!, muy lindo lo que decís.
(Exitos y Besitos).

PerroDinamita: dijo...

Una lastima!

saludos ramiro...
te espero por el mio!